domingo, 7 de febrero de 2010

Cuando con la dieta no basta

Echando un vistazo a la web de Corporación Dermoestética  y he visto que su apuesta inicial es clara: potenciar los planes de adelgazamiento combinando el balón intragástrico y la dieta personalizada. ¿Qué os parece? ¿Creeis que puede tener éxito la campaña?


Según dicen en su web, más de 60.000 personas ya se han sometido a este tratamiento y han perdido entre 20 y 30 kilos en seis meses.


Yo me he estado informando sobre el balón intragástrico y es menos 'complicado' de lo que pensaba. esta técnica consiste en la introducción de un balón intragástrico desinflado (de silicona de alta calidad) mediante endoscopia (via oral) en el estómago. Una vez colocado se rellena con suero fisiológico y el balón queda asimilado perfectamente produciendo una notable disminución en la percepción de hambre y aumentando la sensación de saciedad. El procedimiento suele durar entre 20 y 30 minutos.


Sólo tardas tres días en recuperarte después de que te lo pongan, y la sensación de incomodidad pasa rápido. Y lo mejor de todo, puedes tomar alcohol.


En cuanto a la web de Corporación Dermoestética, su diseño es muy sencillo y fácilmente mejorable, especialmente en cuanto a compatibilidad con navegadores como Firefox o Chrome, con los que es prácticamente ilegible.


Si alguien ha probado este tratamiento o conoce a alguien que lo haya hecho, os agradecería que compartiera su experiencia con nosotros.


2 comentarios:

CCC 8 de febrero de 2010, 21:15  

El problema es que los efectos secundarios al cabo de los años están por testar. Recuerdo hace unos años que tampoco pasaba nada con la silicona delas tetas hasta que en algunos casos se demostro que algunos se habían aprovechado bien del deseo de estra guapas de algunas, implantándoles plastico de mala cálidad... Yo creo que si no te obsesiona el tema imagen o no hay motivos de riesgo de salud evidentes (sobrepeso mórbido) mejor que hagan otros de conejillo de indias

Juan 8 de febrero de 2010, 21:41  

Según parece a los 6 meses sacan la bolsa, con lo que el peligro se reduce.